08/09/2017 | Noticias
Los parásitos en la caca de los perros son un riesgo urbano en crecimiento
Artículo publicado en diario Río Negro
viozzi 2

Estudios que se realizan desde 2013 en barrios de Bariloche muestran la presencia, en las heces caninas, de organismos que causan la hidatidosis y otros males graves para los humanos.

Que tu perro pueda ser el agente transmisor de una enfermedad como la hidatidosis o el síndrome de larva migrans visceral y ocular -que puede provocar ceguera- no es una imagen fácil de asociar con ese querido compañero meneador de cola que te recibe cada día.

Sin embargo, en Bariloche, -y cabe suponer que en varias localidades de la región- es una realidad incontrastable a partir de investigaciones que se llevan a cabo desde 2013 en el Laboratorio de Parasitología del Inibioma (UNCo – Conicet).

“El hallazgo más preocupante es que en todos los muestreos que hicimos en los barrios con altos porcentajes de necesidades básicas insatisfechas, encontramos que hay perros parasitados con Echinococcus, que es el agente causal de la hidatidosis, por lo que existe el riesgo para las personas, de contraer la enfermedad desde los perros urbanos” resume el doctor en Biología, Gustavo Viozzi.

El equipo que conduce ha comprobado la presencia de distintos parásitos recolectados de la caca de los perros, en la calle y diferentes espacios públicos. De las investigaciones participan otros departamentos de la UNCo (Estadística y Enfermería) y también el hospital local y la Unidad Regional de Salud Ambiental.

1- ¿Qué resultado obtuvieron? R.

Los parásitos más frecuentemente encontrados son nematodes o gusanos redondos como Trichuris vulpis y Toxocara canis. De estos el que es zoonótico, es decir transmisible al hombre, es Toxocara, ya que la ingestión accidental de sus huevos produce lo que se denomina “síndrome de larva migrans visceral y ocular” producto de la migración que realiza la larva en el cuerpo humano, la que finalmente puede alojarse por ejemplo en el ojo y producir ceguera.

También encontramos en muchos de los barrios, heces caninas con huevos del cestode Diphyllobothrium latum, que es una “tenia” que también parasita al hombre. En este caso el perro se infecta, al igual que las personas, comiendo carne de pescado cruda o insuficientemente cocida. Es decir el perro no contagia al hombre pero actúa como reservorio y diseminador del parásito en el ambiente.

¿Cuál es la vía de ingreso al humano de los parásitos?

Los huevos, tanto de Echinococcus como de Toxocara ingresan accidentalmente través de la boca, luego de tocar al perro, que puede llevar huevos en su pelaje o bien por tocar tierra que estuvo en contacto con heces caninas infectadas.

La posibilidad de contagio -detalló el especialista- es extensiva a cualquier sitio u objeto contaminado con las heces, como juguetes, pelotas, veredas, cercos, charcos de agua, malezas, plantas o cultivos de huertas y también por ingerir verduras contaminadas.

¿Encontraron mucha incidencia del Echinococcus granulosus?

Haciendo una generalización grosera, podríamos decir que aproximadamente el 10% de las heces caninas que recolectamos de las veredas de los barrios más vulnerables están infectadas con huevos de ese parásito.

¿Los resultados hallados pueden extrapolarse al resto de los barrios barilochenses, siempre que hablemos de los perros con acceso a la vía pública?.

No, no se puede extrapolar a todos los barrios, ya que vimos una fuerte asociación con las características socio económicas de los barrios, es decir, las heces que colectamos de barrios con niveles socioeconómicos altos o medios, tienen valores de infección mucho menores.

Tenencia responsable

Mantener al animal dentro de los límites del propio terreno, que no pueda acceder libremente a la calle. Es decir, que cuando salga a pasear lo haga siempre con correa, acompañado del dueño, quien debe, siempre, juntar la caca del perro con una bolsita y luego depositarla en la basura. Esta es la más importante de todas.

Castración

Vacunación y desparasitación.

No alimentarlo con pescado crudo ni achuras crudas de ovejas, cabras, cerdos y bovinos.

Acciones para producir un cambio

La investigación sobre los parásitos presentes en las heces caninas no se quedó sólo en los resultados de los relevamientos.

Con la cooperación de alumnos de las licenciaturas en Biología y en Enfermería de la UNCo Bariloche se hacen actividades de difusión de la problemática de los perros en relación a la salud de las personas.

Además de charlas habituales, se hizo una obra de teatro llamada “Fido, un perro cuidado” que se presenta en escuelas primarias y también se interpretó en las jornadas de divulgación del Inibioma realizadas en el mes de junio.

Publicado en:  http://www.rionegro.com.ar/sociedad/los-parasitos-en-la-caca-de-los-perros-son-un-riesgo-urbano-en-crecimiento-CE3503343

 

Imágenes
cerrar
Últimas entradas
02/11/2018
El lunes 29 de octubre se llevó a cabo la última charla debate del III ciclo de charlas y debate  que organiza el INIBIOMA.
01/11/2018
01/11/2018
El encuentro tuvo lugar el lunes 29 de octubre en la Biblioteca Sarmiento.
23/10/2018
Expone:  Adrian David Gonzalez Chaves, Laboratorio de Ecología del Paisaje-departamento de Ecologia – Universidad de São Pablo
22/10/2018
Lunes 29 de octubre, 18 horas, Biblioteca Sarmiento (Bariloche)